Geriátrico San Martín – Rosario, Argentina.

Compartir con los abuelos la experiencia del CuentaCuentos fue hermosa. Realmente se les regala a ellos un momento de mucha alegría, porque son felices cuando los vamos a visitar y toda nuestra atención esta para ellos. No sólo leemos cuentos, también escuchamos historias, descubrimos talentos, que a pesar de los años transcurridos siguen ahí. Es fantásticos escucharlos recitar poemas de memoria, contar chistes, cuentos.

Me siento muy feliz por participar cada año en estas jornadas. Tambien son un buen canal para conocer situaciones diferentes, que tal vez no las pensamos o las desconocemos, y nos dejan saber que con muy poco, podemos brindar una ayuda enorme, porque la sensación más linda es cuando nos sentimos en compañía y eso es lo que necesitan estos abuelos, quienes en el momento de tener que irnos, nos preguntan si vamos a volver mañana.

Valeria Irazoqui

Alguna fotos

Share